Universidad pública sin protesta ni propuesta

Como un gran logro se dio a conocer el día de ayer que la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) es la primer universidad del país en obtener una licencia de software emitidas por la Microsoft. El tipo de licencia que obtuvo la UNI, se le denomina “licencia por suscripción” que esta dentro de la categoría “School Agreement Subscription”, un tipo de licencia que se firma por un período de uno a tres años y le permite a la entidad educativa utilizar una variedad de programas más todas sus actualizaciones durante el período que dure esta. De buena fé y con convicción las autoridades de la UNI dicen que los mayores beneficiados con esta licencia serán los estudiantes.

La firma de esta licencia no es otra cosa que una muestra más de la desidia y miopía en que se encuentran nuestras universidades publicas. Desde hace ratos se viene criticando el hecho de que las universidades están en un estado de enquistamiento, producto de una serie de factores, entre muchos, uno de ellos es que no existe relevó generacional, no le están inyectando sangre nueva a las universidades y esto se refleja amargamente en la calidad del producto final. Un producto sin capacidad de generar nuevas ideas.

Que la UNI muestre como un gran logro que a través del Software Assurance (un tipo de combo que ofrece la Microsoft), podrán capacitar a sus docentes en los nuevos productos que vaya generando la Microsoft y luego retransmitirlos a los estudiantes. Es un mensaje claro que esta entidad no tiene una propuesta. Este tipo de acuerdos son como hecharle una palada de tierra a la capacidad de innovación y a la evolución de los futuros profesionales. Que novedoso puede ser aprender a usar una herramienta x, sin conocer como esta estructurada y como funciona por dentro, sólo limitarse a bajar las actualizaciones, ¿será necesaria la universidad para hacer eso?.

Es una pena que aun no se considere el Software Libre como parte de una estrategia nacional para el futuro. Como parte de una estrategia de desarrollo local, del desarrollo de un ambiente donde se estimule la innovación, donde se estimule la capacidad de generar ideas. De asumir un proyecto como país.

Esta claro que la vanguardia en la promoción del uso de Software Libre la seguirán teniendo los grupos emergentes de usuarios y paradojicamente algunas universidades privadas que si están abriendo sus puertas a esta propuesta. El reto esta planteado, es necesario elevar el uso del Software Libre al estatus de propuesta política y para ello las comunidades de usuarios deberán moverse en dos niveles, a nivel técnico y también a nivel político. A nivel técnico lo hacen muy bien, pero necesitamos aprender a incidir políticamente. Y no se trata de aprender desde cero, pues existen experiencias que podemos retomar y seguramente habra más de una comunidad de otros países que nos apoyara en este sentido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s